¡Ya estoy cansada!

Al comenzar el año nuestros pensamientos, nuestras emociones y sentimientos están a flor de piel, están alborotados con mil ideas, un sinfín de deseos y proyectos nuevos que queremos realizar, no hemos comenzado y ya estamos cansadas de solo pensar y proyectar un gran año 2018.

Por ser inicio de año queremos transformar nuestra vida, entrar al GYM, cambiar de trabajo, empezar a estudiar, cumplir varios pendientes del año pasado, dedicarle más tiempo a la familia, a los amigos, a la pareja, a nosotras mismas, planear cómo va a ser la semana, el mes, las fechas especiales y aprovechar porque comienza la cuenta regresiva y ya casi llega navidad.

Nuestra mente va a mil revoluciones, empiezan las proyecciones y con ellas los pros y los contras para llevar acabo cada una de nuestras metas, las necesidades de cada petición y las dificultades que se presentan para poderlos cumplir, vamos sin freno y con gran impulso.

Los cambios nos llevan a pensar, a observarnos a replantearnos qué hemos hecho, a dónde estamos y para dónde queremos ir, pero como todo viene de la mente también nos saboteamos, le damos cabida a esas historias a veces fantasiosas y futuristas que como mujeres solemos crear en menos de un minuto, empezamos con un “Mañana voy a realizar la llamada que tengo pendiente” y de un momento a otro ya han pasado 5 años, nos graduamos, adelgazamos, nos volvimos viejas y quedamos tristes con la historia que acabamos de inventarnos.

Con este carrusel de emociones aparece el agotamiento mental, la descarga de energía por tantos pensamientos inconclusos que generan ansiedad y es necesario aquietar la mente, brindarle un espacio a la semana para respirar, para calmar los pensamientos, para observar el entorno en silencio y con tranquilidad, soltar el control y permitir que la meditación nos lleve a un estado de equilibrio, neutral y sin pretensiones.

Busca un espacio en tu casa donde te sientas cómoda y tranquila, lleva tu cuerpo a una postura que te permita estar relajada, cierra los ojos y empieza a respirar, deja que los pensamientos pasen, es tu momento para limpiar la mente, recargar tu energía y ver con claridad el camino que quieres trazar, todo sucederá en el momento indicado ¡Tranquila!

LIbre y de mente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s